Actualidad

OCU alarma que la carga rápida puede ser más cara que repostar gasolina

REDES SOCIALES

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha comprobado que el coste de la carga rápida para vehículos eléctricos puede superar los 0,79 €/kWh, lo que resulta más caro que repostar gasolina. Este importante inconveniente a la movilidad eléctrica se une a la necesidad de más electrolineras fuera de las ciudades y de las carreteras nacionales. La institución ha observado 50 estaciones de carga rápida distribuidas en las principales autovías con un elevado coste de la electricidad en algunas de ellas.

En el estudio elaborado por la institución, algunas estaciones públicas españolas cuentan con puntos de carga rápida para automóviles eléctricos. Asimismo, también es posible encontrar puntos gratuitos en algunos centros comerciales, aunque lo habitual es pagar por la recarga de electricidad. Por ello, en un aparcamiento privado, el importe ronda entre los 0,08 y 0,16 euros por cada kilovatio hora (kWh) dependiendo de si se utiliza una tarifa nocturna o una tarifa valle. Pero aumenta en una estación pública de carga rápida: entre 0,30 y 0,79 €/kWh según la compañía.

En este sentido, un viaje en coche eléctrico realizado entre Madrid y Barcelona puede salir más caro que si se hace en un coche de gasolina en el caso de que no se cargue antes en la propia vivienda, tal como refleja una prueba llevada a cabo por OCU en el marco del Proyecto EVE (Electric Vehicle Experience) respaldado por la European Climate Foundation. En concreto, en una de las dos paradas necesarias para cargar, la electricidad costó 0,79 €/kWh con la firma Ionity, lo que supuso un coste de 16 euros cada 100 km, en relación con los 10 €/100km que valdría de media circular con un coche con motor de gasolina.

Precios de recarga según la empresa / OCU

La sociedad ha examinado que el coste de la carga rápida en una estación pública puede llegar a ser incluso mayor, ya que en las estaciones donde es necesario una aplicación, el precio final para una misma carga puede llegar a multiplicarse por dos o incluso por tres, cuando se emplea una app diferente de la empresa propietaria de la estación. En este caso, en la estación Easycharger de Sarracín (km 227 de la A1), el precio es de 0,30 €/kWh utilizando su propia aplicación, mientras que la de Plugsurfing el coste alcanza los 1,10 €/kWh.

Por esa razón, OCU ha pedido a las administraciones la producción de un sistema de monitorización de precios, similar al que existe para las estaciones de repostaje habituales. De este modo, el conductor podría revisar el coste de cargar su vehículo eléctrico en las distintas electrolineras.

También ha solicitado la apertura de nuevas estaciones de carga, así como el aumento de puntos de recarga rápidos, ya que la asociación considera que aunque bajen los precios de los automóviles eléctricos, sus ventas no terminarán de despegar hasta que no exista una red de carga rápida completamente cómoda y asequible.

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *