REDES SOCIALES

La inspección de vehículos adopta un nuevo protocolo para garantizar las medidas de seguridad e higiene.

Cada cierto tiempo, en función de los años que tenga el vehículo, se debe acudir a las estaciones de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Casi nadie se libra de ese examen homologado y regulado por el Ministerio de de Industria, Comercio y Turismo, que consiste en verificar el cumplimiento de las normas de seguridad y emisiones contaminantes que se aplican al vehículo. Estos tests se mantienen inalterables tras la reapertura de las estaciones de ITV, sin embargo, sí esconden un nuevo protocolo de actuación que afecta a empleados y usuarios para que se cumplan las normas de seguridad e higiene establecidas por el Ministerio de Sanidad, para evitar la propagación del virus.

El 11 de mayo abrieron las estaciones de ITV ubicadas en la Fase 1 de desescalada y el 18 de mayo se unieron a ellas las que trabajan en las zonas geográficas que se hallan en la Fase 0 con mejoras, según dijo el Ministro de Sanidad, Salvador Illa. Al entrar en esa fase 0,5 tanto en la Comunidad de Madrid, como en algunas zonas de la Comunidad de Castilla León y en el área metropolitana de Barcelona, todas las estaciones de ITV de España están operativas como antes del 14 de marzo, fecha en la que se decretó el estado de alarma y el cese de la actividad comercial no esencial. No obstante, los protocolos impuestos las autoridades sanitarias han comportado modificaciones importantes tanto para los empleados, como para los usuarios de este servicio.

Con este estado de emergencia sanitaria, es importante que se solicite cita previa, por teléfono u otros medios telemáticos. Siempre y cuando se cuente con la cita previa, se podrá llevar al vehículo a la estación de ITV que elijamos. Una vez allí, se tendrá que ir provistos de mascarilla y guantes. En el caso de no disponer de ellas, el propio establecimiento, se encargará de facilitárnoslas de igual manera que ocurre con el gel hidroalcóholico desinfectante, en cumplimiento de los protocolos establecidos por el Ministerio de Sanidad.

El inspector, con estas nuevas normas, no podrá acceder al habitáculo o puesto de conducción del vehículo que está examinado.

En cuanto al personal de la estación de la ITV, deberá ir provisto de mascarilla, guantes y pantalla de protección facial. Respecto a la presentación de documentación en la oficina se deberá mantener la distancia mínima de un metro entre los clientes y los empleadas que se tendrá que respetar durante toda la jornada laboral. Se recomienda que se realicen los pagos con tarjeta bancaria.

El vehículo deberá acceder a la línea de inspección con las puertas y portones desbloqueados, teniendo en cuenta las instrucciones que indique el personal de la estación. Las indicaciones, se referirán a los siguientes aspectos:

– Estados de testigos de funcionamiento en el cuadro de indicadores.

– Accionamiento de frenos o acelerador.

– Encendido y/o apagado de motor.

– Montajes o desmontajes de elementos no fijos

– Anotación de marcas de homologación de algún elemento.

– Comprobación de la sujeción, bordes cortantes o buen funcionamiento de elementos en el interior del vehículo.

ARANTXA VALERO IRAOLA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *