REDES SOCIALES

El sector automovilístico confía en que el Plan Moves III ayude a reactivar la demanda de vehículos sostenibles con la descarbonización y la electrificación. El nuevo plan proporcionará 400 millones de euros y se extenderá hasta 2023, con subvenciones de hasta 7.000 euros para la compra de un coche eléctrico.

El presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), José Vicente de los Mozos, ha indicado que el programa de ayudas desplegará la demanda, ya que la automoción supone el 60% de la industria en España. Asimismo, ha señalado que en las fábricas españolas se ha empleado más de 13.000 millones de euros para acomodarse a la nueva realidad y a la creación de turismo electrificados (eléctricos, híbridos e híbridos enchufables). Las plantas nacionales han pasado de elaborar 300 automóviles de este tipo a 84.000 en 2020.

A su vez, el presidente de la patronal de asociaciones de concesionarios (Faconauto), Gerardo Pérez, ha expresado que el Moves III ha llegado para liberar el coche eléctrico, que en la actualidad cuenta con tres inconvenientes: el precio, la falta de equipamiento de recarga y su menor autonomía con relación a uno de combustión. Por ello, ha manifestado que el proyecto permitirá dar impulso a los 83 millones de vehículos eléctricos que los concesionarios se han visto obligados a automatricular.

El secretario general de la Federación de Industria de UGT, Pedro Hojas, ha dicho que es muy positivo para revivir el comercio de vehículos en España y ha apostado por que se sigan realizando este tipo de iniciativas de apoyo y que tengan continuidad con cuantías importantes. Además, ha subrayado que el plan debe insistir en el establecimiento de puntos de recarga para coches eléctricos, ya que es el gran obstáculo para la difusión del uso de estos turismos.

Por su parte, el presidente de Aedive, Adriano Mones, ha dado por hecho que el Plan Moves III será un “éxito” debido a que el anterior programa ya tuvo un gran impacto efectivo y este cuadriplicará su presupuesto. Al mismo tiempo, el presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Bienes de Equipos Eléctricos de Alta y Media Tensión (Afbel), Guillermo Amann, sosteniente que uno de los grandes inconvenientes para establecer puntos de recarga en España y en Europa son las gestiones administrativas.

La presidenta de la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto), Helena Antolín, ha recordado que los suministradores aportan el 75% del valor añadido de un automóvil y que ahora cuentan con el desafío de lograr disminuir el peso de estos vehículos para compensar el que tienen las baterías.

De igual manera, el presidente de la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor), Ramón Bosch, ha señalado que en el año anterior el 8% de las motocicletas registradas en España corresponden a variantes eléctricas, por lo que espera que con el nuevo proyecto se mejore dicha cifra. Sin embargo, la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) ha lamentado que la nueva edición de este programa no incluya ayudas para obtención de vehículos eléctricos de segunda mano.

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *