Actualidad

Grupo Volkswagen implantará seis gigafactorías de baterías en Europa

REDES SOCIALES

La marca automovilística Volkswagen planifica crear hasta seis gigafactorías de baterías en Europa para finales de década para reducir hasta un 50% el coste de los componentes y hacer la movilidad eléctrica alcanzable. La entidad ha expresado que pretende disminuir la complejidad y el coste de las baterías y garantizar su suministro más allá de 2025.

En este contexto, el propósito de la empresa está en reducir de forma significativa la dificultad y el valor de las baterías para que el automóvil eléctrico sea atractivo y asequible en la medida de lo posible para los consumidores, según ha señalado la firma en un evento online celebrado este lunes.

Por ello, Volkswagen, junto a sus afiliados, espera establecer hasta seis fábricas de baterías en Europa para 2030, con una amplitud total de 240 gigavatios hora (GWh) al año. Las dos primeras obraran en Salzgitter (Alemania) y en la ciudad sueca de Skelleftea, ya que la compañía ha recolocado su plan anterior y prevé comenzar las operaciones en 2023, incrementando su capacidad hasta alcanzar a los 40 GWh anuales.

“La movilidad eléctrica se ha transformado en nuestro negocio principal, por lo que estamos integrando de forma sistemática fases adicionales en la cadena de valor. Nos comprometemos la primera posición de partida a largo plazo en el recorrido por la mejor batería y experiencia del cliente en la etapa de la movilidad cero emisiones”, ha indicado el director ejecutivo del grupo, Herbert Diess.

Herbert Diess, director ejecutivo del Grupo Volkswagen / VOLKSWAGEN

En este sentido, Salzgitter, que ya actúa en la actualidad, elaborará una batería unificada para el segmento de alto volumen a partir de 2025 y creará innovaciones en procesos, diseño y química. Además, contará con una capacidad de hasta 40GWh al año. Asimismo, las dos instalaciones se nutrirán de electricidad de fuentes renovables. De igual manera, Volkswagen está observando dónde instalar el resto de las fábricas y con qué socios llegar a acuerdos.

En España, el Gobierno anunció hace días la creación de un consorcio público-privado con Seat e Iberdrola con el objetivo de crear la primera fábrica de baterías en el país. Esta idea se encuadra de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) en su deseo por la transición de la industria automovilística española hacia el vehículo eléctrico y conectado.

Expansión de la red de carga pública

La estrategia de baterías de la empresa vendrá unida de una ampliación a gran escala de la red de carga pública. La marca espera ejecutar aproximadamente 18.000 puntos públicos de carga para automóviles eléctricos en Europa para 2025, lo que implica cinco veces más que el volumen actual.

Esto se realizará través de una serie de alianzas estratégicas y con la empresa Ionity. De este modo, el consorcio alemán desea establecer unos 8.000 puntos de carga rápida en Europa con BP, la mayoría de estos en Alemania y Reino Unido.

En colaboración con Iberdrola, Volkswagen cubrirá las principales rutas españolas, como lo que hará en Italia con Enel, por lo que se destinarán alrededor de 400 millones de euros para 2025 y las inversiones complementarias pasarán a cargo de los socios.

Entretanto, en China y Estados Unidos pretende difundir la red de recarga en Norteamérica y China, con 3.500 y 17.000 puntos, respectivamente. La compañía busca el objetivo de añadir el automóvil en el sistema eléctrico, lo que posibilitará que la electricidad verde de los paneles solares pueda guardarse en el vehículo y se devuelva a la red doméstica si es necesario, algo que será posible a partir de 2022 con los modelos basados en la plataforma MEB del grupo.

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *