REDES SOCIALES

La directiva de Ford Almussafes (Valencia) ha firmado un acuerdo con UGT y CCOO sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para la salida de 630 trabajadores de la empresa entre mayo y diciembre de este año. La entidad admitirá al plan de prejubilaciones a aquellos de 63 a 55 años cumplidos a 30 de junio, salvo a los vinculados por un contrato de acceso a la jubilación parcial.

El acuerdo propuesto por la dirección recoge prejubilaciones para empleados de 55 a 63 años, por lo que obtendrán un complemento de desempleo variable por edad del 80% del salario neto regulador para 55 y 56 años, pero aumentará al 85% para los de 57 años o más, según el plan planteado.

Fuentes sindicales aseguran que el proceso de adhesión voluntario concluirá el 30 de junio, por tanto, la organización permitirá sumarse al programa a los trabajadores entre el 1 de enero de 1958 y el 30 de junio de 1966 (de 63 a 55 años), a excepción de a los empleados ligados por un contrato de acceso a la jubilación parcial.

Respecto al proyecto de bajas incentivadas, serán aptos aquellos operarios nacidos desde el 1 de enero de 1958, excepto a los relacionado por un contrato temporal, de relevo o de acceso a la jubilación parcial. Para los empleados de hasta 54 años, la factoría brinda una compensación de 45 días por año trabajado, con un máximo de 42 mensualidades de salario bruto. Asimismo, para lo que menos tiempo llevan en la planta, Ford Almussafes ofrece una indemnización mínima de una anualidad.

Factoría de Ford Almussafes (Valencia) / EFE

Por otro lado, cuando termine el periodo de adhesiones voluntarias, desde UGT van a solicitar a la administración de la empresa a empezar cuanto antes con las negociaciones de renovación del actual Acuerdo de Convenio.

Ford España ya proyectó el ERE a mediados de marzo por un ajuste de la producción. Aunque los pedidos del Kuga continúan siendo el punto fuerte, otros vehículos producidos en la fábrica Valenciana (S-Max, Galaxy y Mondeo) se ven afectados debido que los usuarios prefieren otro tipo de intereses como todocaminos y crossovers. Por su parte, la firma también examina la opción de quitar el turno de noche, de manera que la capacidad de fabricación de la planta se va a ceñir con unos 280 vehículos diarios menos para ajustarse a las nuevas necesidades de mercado según CCOO.

A su vez, la firma ha registrado únicamente con UGT la aplicación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para las fábricas de motores y de producción de vehículos, debido a la falta de suministros eléctricos, un elemento que está afectando al sector de la automoción a nivel mundial. El nuevo ERTE detendrá la fabricación durante 20 días hasta el mes de julio y cancelará la actividad del turno de noche.

Los paros comenzarán este miércoles, jueves y viernes para la factoria de montaje de vehículos; en el mes de mayo afectará la semana del 3 al 7 y los días 10 y 11 tanto para vehículos como para motores, así como los viernes 21 y 28 para motores; en junio ambas plantas serán suspendidas la semana del 7 al 11, y los días 18 y 15 solo motores, por lo que en julio se han planeado paradas conjuntas los días 2, 9, 14 y 15, y el 19 en motores.

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *