Actualidad

España lleva sin fabricar más de 230.000 vehículos por falta de chips

REDES SOCIALES

Las empresas automovilísticas de España dejaron de fabricar 231.679 turismos entre enero y mayo de este año ante la falta de chips semiconductores. La escasez de estos elementos no solo esta perjudicando a los fabricantes, sino que también a los proveedores de componentes, según ha señalado la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto).

La sociedad ha manifestado la insuficiencia de algunos componentes esenciales para la producción de productos y sistemas de vehículos. Además, ha avisado del aumento trascendente del coste de las materias primas.

Por su parte, Sernauto ha garantizado que la falta de ciertos elementos es un asunto real y grave que está dañando a toda la cadena de valor del ámbito, ya que entre enero y mayo se dejaron de desarrollar en territorio español un total de 231.679 automóviles por la escasez de suministros electrónicos, con el consecutivo impacto en la anulación del abastecimiento del resto de elementos de esos vehículos. Una etapa que, desde su opinión, podría alargarse hasta comienzos de 2022.

Fabricación de vehículos en una planta de Renault / Renault España

“A este inconveniente se incorpora la subida de precio de gran multitud de materias primas como metales férreos y no férreos, materiales poliméricos, productos químicos, entre otros. Asimismo, con respecto al acero, se ha multiplicado hasta por cinco su importe en 2021 y el incremento del petróleo también ha implicado un alza de todos los materiales plásticos, así como de los costes energéticos y logísticos”, ha subrayado Sernauto.

A su vez, la entidad expone que son distintas los razones que demuestran un aumento de la demanda de estos componentes, que, además, influye en su precio, como el restablecimiento de los mercados tras la interrupción generada por la covid-19 o la reducción del flujo de materias hacia Europa por una necesidad de esta en Estados Unidos y China.

De igual manera, esto ha provocado un descenso de al menos un 35% de la capacidad acerera establecida en Europa en los últimos dos años como consecuencia del débil mercado de 2019 y de un 2020 acentuado por la pandemia.

“En plena restauración de la pandemia, la industria española de proveedores del sector se enfrenta ahora a la crisis ocasionada por el desabastecimiento de productos primarios y el aumento de sus costes, lo que viene a cargar la vía de recuperación que estaba empezando”, ha indicado el director general de Sernauto, José Portilla.

En este sentido, la asociación se ha centrado en la necesidad de iniciar lo antes posible un proyecto de reparación del sector, con la apertura de las convocatorias de ayudas tanto nacionales como europeas.

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.