REDES SOCIALES

Conducir con alergia disminuye la atención en la carretera e incrementa al menos un 30% el riesgo de sufrir un accidente, según datos reunidos por la plataforma acierto.com. Hasta un 75% de personas alérgicas indica que esta dolencia reduce su capacidad para circular.

Entre otros factores, estar al volante y padecer un pico de alergia puede generar estornudos, ojos llorosos, picazón y moqueos mientras se conduce, por lo que aminora la observación ante la carretera y aumenta el peligro de accidente. Una serie de estornudos de cinco segundos a una velocidad de 90 kilómetros por hora correspondería a un recorrido de 140 metros a ciegas, un trayecto que podría ser mayor al tener en cuenta el instante previo al estornudo, mientras surge la sensación de hormigueo.

En este sentido, la comparada de seguros, ha señalado que la irritación y lagrimeo es el mayor síntoma de riesgo, ya que intensifica la sensibilidad a las luces y al sol, así como la sensación de fatiga. Sin embargo, el 20% de los alérgicos se encuentra en tratamiento por un médico o ya ha sido tratado, según ha recocido la entidad, mientras que el 80% restante no lo esta.

Pese a ello, el informe considera que el 10% de los accidentes de trafico se ocasionan por un consumo equivocado de medicamentos que perturban nuestra capacidad de conducción. No obstante, algunos fármacos comunes para combatir la alergia pueden provocar somnolencia, mareos e incluso perdida del apetito. Por esta razón, es aconsejable no automedicarse y acudir a un experto médico.

La alergias se convierten en una molestia a la hora de conduccir

En este aspecto, para disminuir los síntomas de la alergia al volante, es recomendable tener las ventanas cerradas, así como filtros para el aire acondicionado y cambiarlos de forma frecuente. La limpieza del automóvil es fundamental ya que el polvo incluye ácaros que pueden originar alergias. Asimismo, utilizar gafas de sol reduce el lagrimeo, principalmente en temas de hipersensibilidad al sol. Además, a la hora de conducir, evitar zonas húmedas o con mucha flora impide que el polen se acumule.

La compañía también subraya no consumir alcohol durante la conducción porque potencia los efectos adversos de algunos medicamentos para la alergia. De igual manera, se aconseja no circular al amanecer o al atardecer, ya que en estos momentos la densidad de polen en el entorno es más alto, así como no fumar dentro del vehículo para no empeorar.

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *