REDES SOCIALES

En el post anterior estuvimos repasando algunos de las principales cuestiones que debes tener en cuenta si planificas irte de viaje en caravana. Pero, incluso antes de considerar tu viaje, debes revisar bien tu vehículo y someterlo a un proceso de reforma como requisito técnico para su circulación.

El Real Decreto 866/2010, es el que regula la tramitación de las reformas, y en general, norma también el procedimiento para su realización, después de la matriculación definitiva de tu vehículo en España.

No todas las modificaciones técnicas que decidas realizar, deben considerarse reformas. Es importante tener en cuenta que aquellos cambios que no requieran herramienta alguna o puedan realizarse con las herramientas normales suministradas por el fabricante del vehículo en cuestión, no deben considerarse reformas.

Según esta normativa, se considera reforma:

“Toda modificación, sustitución, actuación, incorporación o supresión efectuada en un vehículo después de su matriculación y en remolques ligeros después de ser autorizados a circular, que o bien cambia alguna de las características del mismo, o es susceptible de alterar los requisitos reglamentariamente aplicables contenidos en el Real Decreto 2028/1986, de 6  de junio. Este término incluye cualquier actuación que implique alguna modificación de los datos que figuran en la tarjeta de ITV del vehículo”.

La normativa se convierte en un paso de avance que permite homologar como reformas muchas de las tecnologías actuales, además de que aporta mayor claridad y seguridad jurídica.

¿Qué modificaciones técnicas involucran reformas?

Para darte algunas pistas, te mostramos algunos ejemplos:

  • cambios en la geometría del tramo de salida, nivel de ruido y emisiones contaminantes (resonadores, mufflermilano y tronadores)
  • instalación de equipos de sonido en maletero que superen la altura del respaldo de los asientos, entre otras.
  • instalación de techos duros (Hard-top) desmontables que NO utilicen los soportes previstos por el Fabricante, o elementos que no afecten de forma definitiva a la estructura del vehículo (instalación de muebles, cama, claraboyas, nuevas ventanas, entre otros).

¿Qué documentación es necesaria para la tramitación de la reforma?

Para hacer la tramitación jurídica de la reforma de tu vehículo se ha de presentar un Informe técnico que detalle las características concretas de la reforma y la modificación técnica que se llevará a cabo, lo cual deberá ser firmado por un técnico titulado.

Deberá acreditarse el Certificado de dirección final de obra, en donde se identifique al técnico competente, el vehículo (marca, tipo, variante, denominación comercial, número de identificación, matrícula y una o varias fotografías del vehículo después de la reforma), reformas realizadas y taller/es donde se ha/n ejecutado la/s reforma/s. También se debe presentar un Informe de conformidad por el servicio técnico de reformas designado o fabricante del automóvil y el Certificado de Taller que especifique la identificación de los equipos o sistemas modificados.

Si buscas tramitar una reforma, contáctanos y te asesoramos. Solicita una cita con nuestros especialistas.