REDES SOCIALES

La normativa actual no obliga a que la información sobre el tintado de lunas conste en la ficha técnica del vehículo. No es necesario acudir inmediatamente a la ITV, para demostrar que se ha realizado cierta modificación en un coche. Exclusivamente se debe acudir a la estación de ITV cuando corresponda por fecha, durante la visita se tendrá que presentar la siguiente documentación:

– Un certificado de homologación expedido por el fabricante de las láminas y cumplimentado por el taller que lo haya instalado.

– El sello en todos los cristales laminados del vehículo, que tendrán que coincidir en la marca con el taller que puso las láminas.

No cumplir con estas condiciones hará que el resultado de la ITV del coche sea desfavorable,por lo que se tendrán que retirar las láminas de las ventanillas o cambiarlas por unas nuevas, por no ser legales. Además, se debe saber que circular con unos cristales tintados no homologados puede costarte una multa de hasta 200 euros sin la retirada de puntos del carné de conducir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *