REDES SOCIALES
homologar motor

 

Siempre será obligatorio homologar el motor en caso de sustitución o swap. Cambiar un motor es, quizá, la modificación más importante que se le puede realizar a un vehículo. El motor es el corazón del coche y su sustitución puede afectar a otras piezas. Esta máquina convierte el calor de la explosión o combustión (según sea gasolina o diésel) en movimiento. De esta forma, las ruedas giran.

¿Por qué cambiar el motor de mi coche?

Son distintas las razones por las que se lleva a cabo esta reforma. Entre otras, para sustituir un motor anticuado por otro más potente y que consuma menos o por una avería para la que no se encuentran piezas.

Cómo homologar un motor

Llevar a cabo un swap o cambio de motor requiere siempre de homologación, pues esta reforma afecta a otros parámetros del vehículo. 

Para empezar, es necesario disponer de todos los datos imprescindibles del vehículo y del motor nuevo, así como conocer la reforma que se va a realizar. Por otro lado, del sustituto hay que conocer el diámetro y carrera de los cilindros, el tipo de escape, la disposición de cilindros y válvulas, si hay o no sistemas de sobrealimentación, etc.

Una vez realizados estos pasos y valorando las características y la categoría del coche se podrá homologar la reforma o no.

¿Qué debemos tener en cuenta?

Es imprescindible tener en cuenta una serie de parámetros en relación con el motor original, los cuales vamos a resumir en los siguientes puntos:

Conservar la colocación de los cilindros (en V o en línea) así como el número de válvulas.

Conservar el número de ciclos (2T o 4T) con la misma cilindrada total, mismo diámetro y misma carrera del cilindro.

Identificar si tiene o no sobrealimentación.

Las emisiones producidas deben ser iguales o inferiores al motor original (según directiva 72/245/CEE)

Se debe tener en cuenta el MOM (masa en orden de marcha). Este dato está reflejado en la ficha técnica del vehículo. El valor no debe variar en ±15% y además su relación con la potencia máxima del vehículo debe ser menor del 20%.

Calcular en qué porcentaje se ha incrementado la potencia. En caso de superar el 30%, habrá que mejorar el sistema de frenado y cambiar la caja de cambios.

Los vehículos reformados no se pueden sobrecargar, ya que al instalar un motor con cilindrada superior el peso será mayor que el original.

Límites
Estudio de cambio de motor
    • Motor de la misma marca que el de origen (sobre soportes originales del motor de origen)
    • Relación potencia/MOM ≤ 20%
    • Variación de la MOM ± 15%
    • Igual o superior nivel de directiva de emisiones
    • Igual nivel de aplicación de la directiva 72/245/CEE
    • Si fuese el caso: Incremento de velocidad máxima tolerado por los neumáticos (se admite una tolerancia del 5% en v. máx.)

Nota: En caso de superar estos límites se debe hacer un estudio de viabilidad detallando caso por caso.

Es aconsejable que el motor que vayas a instalar sea de la misma marca que el original y que no cambies los sistemas de escape ni de admisión para que las reformas no sean demasiado complejas.

Documentación necesaria

    Cualquier duda o consulta contáctanos al 684122026 o escribe a homologacionenitv@gmail.com