REDES SOCIALES

Evidentemente, no todas las homologaciones son iguales. No es lo mismo reemplazar un silenciador, o unas maletas laterales que acometer modificaciones realizadas en el motor, los frenos o los neumáticos.

En función de las modificaciones que se decidan realizar en una motocicleta, es recomendable llevar la siguiente documentación, para proceder a la homologación de la moto:

– PROYECTO TÉCNICO: Conjunto de documentos, redactado por un técnico competente. Tiene como objetivo la definición y valoración de las características de un producto, obra o instalación que se requieren en función de su fin o destino.

– CERTIFICACIÓN FINAL DE OBRA: A través de este documento, se procede a dar la conformidad por parte de un técnico de las obras y/o instalaciones realizadas según proyecto.

– INFORME DE CONFORMIDAD: Documento que acredita que ” el vehículo reformado cumple con los actos reglamentarios que son de aplicación a las reformas tipificadas en el Anexo 1 y en el Manual de Reformas de Vehículos y es conforme con las condiciones exigibles de seguridad y de protección al medio ambiente”.

– CERTIFICADO DE TALLER: Documento que acredita la ejecución de una determinada actuación de un taller sobre un vehículo determinado.

En estos casos, nunca se debe bajar la guardia, porque la ITV podría solicitar cualquier tipo de documentación adicional para verificar que las reformas realizadas en laa moto se ajustan a la legalidad.

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *